Como arreglar o limpiar una plancha de vapor

Una plancha de vapor es un pequeño electrodoméstico usado para eliminar arrugas en nuestra ropa y eliminar cualquier actividad microbiana que esté ocurriendo dentro de esta. Con una plancha de vapor de una marca de confianza, probablemente no tengas que realizar reparación alguna dentro de su vida útil. Pero no todo dura para siempre, y necesitarás arreglar algunas cosas, como cables defectuosos, agujeros atascados que evitan que el vapor salga como debería, etc. La buena noticia es que podrás reparar por tí mismo/a algunos de estos problemas. Trata de seguir los pasos que te proponemos, y podrás evitar tener que comprar una plancha nueva.

Una cosa antes de nada. En otra ocasión ya hemos hablado sobre si reparar o renovar nuestros electrodomésticos. Quizá deberías de ir a echarle un ojo a ese artículo también antes de ponerte manos a la obra.

 

como-arreglar-limpiar-plancha-de-vapor

 

Paso 1 – Identificar el problema

Está claro que, si no sabemos cual es el problema al que le vamos a intentar poner solución, malamente podremos hacerlo.

Primero, que no sabrás por donde empezar a arreglar, y segundo, que no sabrás que herramientas tendrás que tener a mano en todo momento. Busca el manual que venía incluido con la plancha y léelo para asegurarte de que el problema no sea solamente un fallo de la configuración, que quizá hayas hecho mal pulsando el botón que no era, o cualquier otra cosa.

Luego asegúrate de que el termostato y el cable eléctrico que conecta tu plancha con la toma de corriente si la plancha no genera calor, o lo hace en exceso cada vez que la enciendes.

Si no el vapor no es expulsado correctamente, o la plancha expulsa agua cuando está encendida, revisa la parte de abajo de la plancha (por donde debería salir el vapor) y sus agujeros para comprobar que no haya escombros o cualquier cosa que los pueda estar obstruyendo. También es posible que al pasar la plancha por tu ropa, esta se quede pegada a la plancha. Esto puede estar pasando por algún escombro que esté quemado en la base de la plancha.

 

 

Paso 2 – Tomar las precauciones adecuadas

Apaga y desenchufa la plancha y déjala que se enfríe del todo si has estado con ella encendida. Si te pusieses a repararla mientras esta permanece enchufada, te podría llevar una descarga eléctrica bastante desagradable.

 

 

Paso 3 – Cambia el cable de la corriente

Antes de quitarle el cable de la corriente a tu plancha, asegúrate de que podrás encontrar un recambio o ya tienes uno que vaya a funcionar en tu plancha. Podríamos pasar de una plancha que calienta poco, a una que solo vale para tirar a la basura. Busca en Internet o acude a una tienda especializada para ver si venden recambios de este cable o, en su lugar, algún cable universal que pueda valer para tu electrodoméstico.

Primero retira el panel cobertor utilizando un destornillo apropiado. Normalmente habrá otros cuantos tornillos por dentro, asegurando que el cable no se mueva, los cuales tendrás que extraer también. Luego retira las tuercas que conectan el cable de la alimentación con el cableado del interior de la plancha y déjalos a un lado (no los pierdas). Conecta el cable nuevo siguiendo los pasos que utilizaste para extraer el antiguo, pero de manera inversa (me he explicado bien?).

Finalmente, vuelve a colocar el panel cobertor en su lugar, y enciende la plancha para comprobar si ya funciona correctamente.

 

 

Paso 4 – Limpia la suela

Ahora mismo no me sale el nombre correcto, o alomejor es este, pero le voy a llamar suela (la parte metálica de la plancha que se calienta).
Cualquier cosa atrapada en la suela puede causar problemas con el funcionamiento de nuestro aparato. Por ello es importante que esta pieza sea limpiada cada vez que se encuentre sucia o manchada. Para las manchas, humedece un paño, échale sal, y frota la superficie de la plancha. También puedes usar una almohadilla de nylon con agua y jabón. Si la mancha parece que no quiere irse, intenta eliminarla usando un poco de pasta de dientes y frotando con un paño suave.

 

 

Paso 5 – Elimina manchas de quemaduras

Cubre la plancha con papel en su totalidad excepto la placa metálica. Saca la plancha a un lugar abierto (trata de realizar este proceso en un lugar abierto, preferiblemente en un patio o jardín si fuese posible) para que el producto que vamos a usar a continuación no se esparza por tu casa. Rocía directamente líquido limpiador de hornos en la superficie metálica. Déjalo actuar durante 3 minutos antes de lavar y enjuagarlo con agua fría. Una vez terminado ya podrás quitar el papel cobertor.

 

 

Paso 6 – Limpia el depósito de agua y los agujeros por donde sale el vapor

Llena un cuarto del depósito del agua con vinagre. Luego enciende la plancha y haz que expulse vapor hasta que el depósito se vacía del todo. Los humos del vinagre abrirán los agujeros que se pudiesen encontrar atascados. Repite este proceso hasta que los agujeros se desatasquen por completo.

Para limpiar el propio contenedor, llénalo con agua destilada y lávalo a fondo, asegurándote que no permanezca ningún rastro de vinagre, tanto en el depósito como en los agujeros por donde se expulsa el vapor. No querrás que tu ropa huela a vinagre.

 

 

 

 

Y eso es todo. No somos electricistas ni ingenieros para poder explicarte como reparar cualquier problema que presente tu plancha, pero sí te podemos presentar algunos trucos fáciles que te puedan ayudar con ello.

 

1 Comment

1 Trackback / Pingback

  1. La mejor plancha de vapor 2016 - Guía de compra - enmicasalomejor

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.