Descubre Cómo Preparar la Habitación del Bebé Para Que Crezca Sano y Seguro

Si crees que tienes todo listo para la llegada de tu bebé, déjame hacerte una pregunta.

Cómo has preparado su habitación? Te has parado en puntos como pueden ser:

  • Seguridad
  • Iluminación
  • Mobiliario
  • etc.

Muchas veces nos olvidamos de que la habitación del bebé es la parte de la casa en donde va a crecer, jugar y aprender.

Nosotros queremos que tengas todo preparado hasta al más mínimo detalle. Por eso te hemos preparado esta guía con diferentes puntos que deberías de tratar de seguir para un mayor disfrute de tu bebé.

 

Por qué es tan importante que tu bebé tenga su propia habitación

Aunque en sus primeros días estemos pendientes constantemente del bebé, e incluso hay quien prefiere que duerma en la habitación de los padres, es preferible que el niño tenga su propio cuarto.

Un cuarto en el que ir desarrollando la primera etapa de su vida. Un lugar acogedor donde combinará juegos con horas de sueño. Su pequeño mundo donde irá creciendo y se sentirá a gusto y protegido. Además, poco a poco le iremos educando para que colabore en las tareas de la casa animándole a que mantenga su espacio ordenado y bien organizado.

Preferencias a tener en cuenta

Lo ideal sería contar con una estancia de suficiente tamaño donde podamos separar las zonas de juego y sueño. Cuanto más cerca del dormitorio de los padres, alejada de ruidos y que cuente con buena ventilación y luz natural, mejor.

Una vez elegida la habitación, llega la hora de prepararla para hacer más agradable su estancia. Para ello debemos pensar en una serie de factores que contribuyan a conseguir una habitación bonita, alegre, cómoda, espaciosa y, sobre todo, segura para nuestro retoño.

 

Cuándo preparar la habitación del bebé

Si quieres seguir varios de los pasos que te recomendamos, querrás empezar a preparar la habitación del bebé cuanto antes.

Lo ideal sería tenerlo todo preparado al menos 1-2 meses de dar a luz, ya que de esta manera la madre también podrá ayudar.

Si eres como yo, querrás tenerlo todo listo con mucha anterioridad. Aunque no te preocupes si crees que llegas tarde, porque la gran mayoría de recomendaciones que te damos sobre cómo preparar la habitación del bebé se pueden hacer en el mismo día.

 

Cómo preparar la habitación de tu bebé

Cómo preparar la habitación del bebe - Seguridad

Seguridad

El punto más importante y al que debemos dedicar más atención.

Dejar al niño su espacio privado significa que estará muchas horas fuera del alcance de nuestra vista. Aunque al principio pasará la mayor parte del tiempo en su cuna, antes de que nos demos cuenta ya empezará a gatear, sus cinco sentidos estarán listos para percibir todo tipo de sensaciones y sentirá una atracción irrefrenable por todo lo que le rodea.

Son esos meses en los que querrá ver todo, tocar todo e incluso meterse a la boca todo lo que encuentre a su paso.

 

– Cubre los enchufes

La electricidad y los niños pequeños no son buenos amigos, que levante la mano quien no ha intentado (o lo ha hecho) meter los dedos en un enchufe durante su infancia. Es fundamental que vayan protegidos de una tapa de seguridad, así como evitar que haya cables sueltos por suelos y paredes.

 

– Cuantas menos esquinas, mejor

No es necesario rellenar el cuarto con demasiados muebles. Cuantas menos esquinas haya en el cuarto, mejor. En todo caso, se pueden proteger con tiras de velcro o algún material acolchado hasta que el niño tenga cierta edad.

También hay que olvidar colocar adornos que puedan romperse con facilidad o sean una tentación para que se los lleve a la boca. Recordemos que estamos preparando una habitación para un niño donde lo más importante deben ser sus juguetes, no los objetos decorativos.

 

– Bloquea las salidas al exterior

Ventanas, terrazas o balcones deben llevar un bloqueo de seguridad que impida su apertura, y a ser posible que se encuentren a una altura adecuada fuera del alcance del bebé. Por otro lado, hay que eliminar cualquier pestillo o cerrojo que haya en el interior de la puerta del dormitorio, de esta forma evitaremos que el niño quede encerrado dentro del cuarto.

 

Iluminación

No conviene que el niño se sienta encerrado en un cuarto sin ventanas. La luz natural siempre ofrece la mejor iluminación.

No obstante, resulta imprescindible la luz artificial durante las horas nocturnas y más que pensar en la función decorativa debemos tener en cuenta qué tipo de iluminación se adapta mejor sin llegar a molestarle ni perjudicar su vista.

 

– Evita la luz directa a los ojos

Durante los primeros meses de su vida pasará muchas horas tumbado en la cuna y mirando hacia arriba, así que hay que evitar en lo posible que reciba una luz directa procedente del techo.

Descartemos cualquier tipo de lámparas fluorescentes o focos halógenos. Este tipo de luz tan intensa no es lo más adecuado para un bebé.

Será suficiente elegir en la habitación un par de puntos de luz cenital e indirecta, y que sea lo más tenue posible para crear un ambiente más acogedor.

 

– Luz para la noche

También podemos mantener encendida durante la noche una luz piloto.

Ayudará a que el niño no se asuste en la oscuridad en caso de despertarse en mitad del sueño y permite que siempre podamos echarle un ojo sin necesidad de encender todas las luces de la estancia.

Y como hemos dicho antes, es conveniente que los cables estén fijados en la pared y no anden sueltos por cualquier lado, así como tapar todos los enchufes que no se utilicen.

 

Cómo preparar la habitación del bebe - Mobiliario

Mobiliario

Se puede ir equipando la habitación poco a poco a medida que vaya creciendo el bebé, pero hay una parte esencial del mobiliario que debe estar instalada antes de que nazca: la cuna.

Existe una amplia gama de cunas entre las que escoger, pero la característica que más debe preocuparnos es que sea segura y que esté homologada. Esto significa que debe estar fabricada con buenos materiales, que no se rompan a las primeras de cambio, que no contengan sustancias tóxicas y que sean resistentes a la vez que blandos para evitar posibles lesiones.

 

– Tipos de cunas

Las cunas estilo moisés resultan muy atractivas, pero se quedarán pequeñas en poco tiempo.

Resulta más práctico comprar una cuna grande que se pueda utilizar desde el nacimiento del niño hasta que tenga dos o tres años. Y también existen cunas que se pueden extender hasta convertirse en camas.

 

– Un armario ropero es muy útil

Un niño necesita mucha ropa. Cada día hay que cambiar de muda unas cuantas veces, así que necesitamos un lugar en donde resulte cómo realizar el cambio de ropa.

Una buena idea es la de instalar un sencillo armario ropero junto a una pared y también una cómoda con varias cajoneras que al mismo tiempo se puede utilizar como cambiador fijando una pequeña colchoneta en su parte superior.

 

– Tenlo todo organizado

Según vaya creciendo nos daremos cuenta de que su habitación está repleta de juguetes. Es algo fundamental durante el desarrollo del crío ya que además de divertirse le servirá para todo tipo de aprendizaje.

Y para que su cuarto no sea un caos, lo más adecuado son los típicos baúles o cajas tipo container con tapa y ruedas para que se desplacen con facilidad por toda la habitación. Se pueden apilar unas encimas de otras y hay que procurar que siempre estén al alcance del niño, no sean muy pesadas y le resulte fácil abrirlas y cerrarlas.

Es necesario acostumbrarle desde pequeño a que mantenga el orden y la limpieza y sea él quien recoja sus cosas una vez haya terminado de jugar.

 

– Preparado para estudiar

Cuando tenga unos cinco años llegará el momento de equipar su habitación con una mesa de escritorio y una silla. Algo así como su pequeña oficina donde podrá llevar a cabo sus tareas escolares, dibujar, leer un cuento o practicar manualidades.

Será suficiente algo sencillo con un par de cajones y una pequeña lámpara de mesa con luz indirecta.

 

– No sobrecargues la habitación

Lo fundamental en cuanto al mobiliario de su cuarto es que tenga un cierto toque minimalista. Más que colocar objetos que molesten y no sean necesarios, es mejor dejar el mayor espacio libre posible donde el niño pueda moverse con facilidad, corretear y campar a sus anchas.

Respecto a la decoración también sobra un exceso de adornos. Dejemos que sea él quien vaya decorando su propio espacio con dibujos, posters, fotos y alguno de sus tesoros favoritos.

 

Cómo preparar la habitación del bebé - Textil

Textil

– Ropa de cama

Para la ropa de cama conviene elegir tejidos naturales que sean transpirables y, sobre todo, que sean fácilmente lavables y no necesiten ser planchados.

 

– Tapicería

Lo mismo ocurre con la tapicería, evitemos tintes artificiales y usemos telas naturales y fundas extraíbles que sean fáciles de lavar.

 

– Cortinas

Si ponemos cortinas en las ventanas hay que evitar que lleguen hasta el suelo. Conviene que no estén a la altura del niño para que no se enreden con ellas. Lo mismo con las cuerdas de los estores, siempre hay que mantenerlas fuera de su alcance.

 

Cómo preparar la habitación del bebé - Suelos

Suelos

La habitación del bebé no es el lugar indicado para tener ese suelo de madera natural y de calidad que tanto nos gusta. Sufriría demasiados golpes y rayones difíciles de reparar.

 

– Mejores tipos de suelo

Un niño pasa cantidad de horas en el suelo, desde que empieza a gatear hasta que lo convierte en su lugar de juegos. Hay que elegir un material que sea cálido y seguro, al mismo tiempo que resistente para poder soportar los golpes de los juguetes pero no demasiado duro para que pueda amortiguar las caídas del niño.

Los materiales más prácticos son el parqué, la tarima flotante o el corcho.

 

– Qué pasa con las moquetas?

Las moquetas tienen la ventaja de ser muy cálidas, pero no son muy higiénicas. Hay que andar pasando constantemente la aspiradora para eliminar polvo y ácaros. Además resulta difícil limpiar los líquidos, comida o sustancias que a buen seguro caerán encima cada dos por tres.

 

– Una buena opción

Una buena opción en caso de tener un suelo frío o muy duro son las alfombras de fibra, ya que son cálidas y fácilmente lavables. Eso sí, conviene colocarlas en la habitación con una malla adherente para evitar resbalones no deseados.

 

Cómo preparar la habitación del bebé - Paredes

Paredes

Cuando el niño aprenda a andar utilizará a menudo la pared como punto de apoyo. Con tanto toqueteo lo más seguro es que se llenen de manchas. Pero tampoco hay que preocuparse demasiado, hoy en día existen pinturas especiales a prueba de manchas o que se pueden lavar muy fácilmente.

 

– Trata de enseñarlos dándoles mejores opciones

También es algo muy común que comiencen a practicar su vena creativa pintarrajaeando todo lo que encuentren a su paso. Verán en la pared de su propia habitación un enorme lienzo y no dudarán en dar rienda suelta a su arte.

Una buena idea es colocar una pizarra en una de las paredes y animarle a que sea allí donde realice sus dibujos.

 

Cómo preparar la habitación del bebé - Colores

Colores

– Evita los colores chillones

No conviene decorar las paredes de la habitación del bebé o el mobiliario con colores demasiado estridentes o llamativos.

Pese a que llamen la atención y se pueda pensar que sea un estilo infantil adecuado, suele ser todo lo contrario y puede generarle una hiperactividad negativa o incluso perjudicar su sueño.

 

– Qué colores escoger?

Es necesario que el niño se sienta protegido y perciba un entorno hogareño agradable. Para eso resulta mucho más apropiado el uso de colores tenues y cálidos como los que aportan los tonos pastel o claros.

También podemos optar por una pared estampada con motivos suaves y difuminados. Esta opción tiene la ventaja de que sus materiales son resistente y lavables.

 


 

Otras lecturas recomendadas:

  • Decora la habitación de tu bebé y tenlo todo listo para su llegada – mibebeyyo
  • El calendario ideal para preparar la habitación del bebé – babycenter

 


 

Hasta aquí mi aportación.

Espero que te sea de ayuda, y si crees que le podría ser de utilidad a otras personas, no dudes de compartir este post en tus redes sociales. Seguro que alguna persona te lo agradece!

Si tienes alguna idea o aportación que quieras hacer, estamos abiertos a incluirla y seguir mejorando esta entrada. Para ello no dudes en dejar un comentario más abajo.

Hasta otra!

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.