No he vuelto a coger una escoba, y se lo debo a este robot… Ahora soy la envidia de mis amigas!

Llevo varias semanas viviendo en las nubes.

Antes mis amigas me consideraban una anticuada para la tecnología e incluso decían que Facebook era algo que no pegaba conmigo.

Pues bien, desde que me compré uno de estos robots que limpian no han parado de alucinar.

Y yo tampoco he parado de reírme, de eso puedes estar segura.

Resulta que soy la única de mis amigas que tiene uno de estos cacharros.

Como ellas sólo habían oído hablar de las carísimas Roombas, se creían que eran cosa de ricos. Y aquí estoy, que no paran de llamarme la Amancio Ortega del grupo.

Lo que no saben es que hay versiones MUCHO más baratas y por lo que he oído, igual de buenas. Además de que aproveché una oferta que aún existe con el 47% de descuento (échale un ojo si quieres).

Pero sinceramente, sienta bien ganarle a mis amigas en algo así 😁

Es por eso que mientras ellas se pelean en sus casas con la escoba, el recogedor, el aspirador y la fregona, yo me tumbo a leer un libro y me relajo mientras este aparato hace todo por mi.

No, no veo Netflix porque un poco anticuada sí que estoy.

No sé otros modelos, pero este recoge la suciedad, la aspira, y para completar el pack también friega!

En cuanto a lo de fregar al principio no pensé que fuese a ser algo útil. Pero resulta que como le puedes echar lejía al depósito me quedan los suelos con el mismo brillo que pasando la fregona.

Incluso queda también el mismo olor a limpio que tanto me gusta. Aunque lo noto mucho más al entrar en casa después de que estuviese limpiando.

Esa es la parte que más me gusta, llegar a casa y tener todo limpito ya que lo puedes programar o  incluso mandarle que limpie desde cualquier parte a través del móvil.

A veces estoy en el trabajo y le mando que aspire sólo la cocina, o el baño, o mi habitación.

Al llegar a casa ni siquiera me encuentro un sólo pelo de mi misifú en la alfombra del salón ya que el robot tiene un cepillo especial para el pelo de mascota.

Ahora por Navidad mis amigas me han pedido que les diga en dónde comprar el mismo modelo que yo tengo.

¡Quién me lo iba a decir! Siempre soy yo la que hace esas preguntas.

Y eso ha hecho que se me encienda la bombillita:

¿Por qué no se lo dejo saber a más mujeres? A ti, por ejemplo.

Si te pasa como a mí y no puedes contar con tu propio marido para que te ayude a limpiar la casa, ya te puedes olvidar de limpiar tú también.

Haz clic en este enlace y aparecerás en la página en la que comprar este robotito.

Es la propia página del fabricante por lo que puedes estar tranquila por sacar la tarjeta para pagar. Yo no tuve ningún problema.

Además ahora que estamos en Navidades es el momento perfecto para hacerte un regalito a ti misma sin tener que darle explicaciones a nadie.

Además de que no es un gasto tonto para nada. Piensa en la cantidad de tiempo y esfuerzo que te vas a ahorrar.

Incluso es una muy buena idea para regalar y quedar mejor que nadie en la familia.

Recuerda: puedes ver más información y comprarlo pulsando encima de este enlace.

¡Un saludo y felices fiestas!

PD. Este artículo ha sido escrito por María contando su experiencia personal.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.