Te gustaría preparar pan sin gluten en tu panificadora? Te enseñamos cómo

Cómo hacer pan sin gluten en panificadora

Cómo hacer pan sin gluten en panificadora

¿Te atreverías a hacer un pan sin gluten en panificadora?

Es muy probable que tu respuesta sea afirmativa, ya que creerás que es seguir las instrucciones, echar todos los productos a la máquina y esperar que salga un maravilloso, sano y apetitoso resultado.

Bien, pues no es tan fácil.

Hacer pan sin gluten con una panificadora no es tan simple como parece, y tiene sus trucos. Por lo general, se aprende con la experiencia, ya que es mucho más que mezclar, elegir el programa y dejar que todo siga su curso. Si quieres conocer las claves, aquí las vas a descubrir una por una.

 

Aún no tienes una panificadora?
Si aún no tienes una panificadora te recomiendo leer nuestra comparativa con las mejores panificadoras.

 

Las claves de cómo hacer pan sin gluten en panificadora

Las claves para hacer pan sin gluten en panificadora

Es evidente y obvio que una máquina panificadora está creada para que resulte fácil hacer el pan en casa. Lo cierto es que no es mentira esta afirmación, pero hay ciertas salvedades. Es decir, hay que conocer los secretos del aparato.

Primero, no todos estos equipos son iguales. Básicamente tienen funciones similares, y nosotros nos vamos a basar precisamente en eso, en sus similitudes clave. No obstante, toma nota del primer consejo, conoce tu panificadora como la palma de tu mano, y para ello, solo hay una solución, la experiencia que se obtiene con el manejo. Así que ¡manos a la masa ya!

 

Pero hay más claves importantes. Toma nota:

La receta

La receta es clave. Por lo general, las panificadoras llevan un librito de instrucciones con diversas recetas para cada tipo de pan, incluido sin gluten.

Aun así, más adelante os facilitaremos una receta muy sencilla para hacer pan sin gluten. Después, ya la podréis adaptar a vuestra panificadora y necesidades particulares según aprendáis y dominéis el proceso.

Ingredientes y cantidades

Evidentemente, los ingredientes de la receta son clave. Sea cual sea la que elijas, te podemos asegurar que de base van a incorporar sí o sí:

  • Agua: intenta que sea templada, especialmente para mezclar con levaduras secas. Si son frescas, que nunca suba de 30ºC para no estropear el proceso. Si añades leche fresca en lugar de agua, ganarás en sabor y esponjosidad.
  • Harina: pésala siempre en báscula y no vayas a ojo de buen cubero. Es importante para que el resultado sea óptimo.
  • Grasas: el mejor sabor se obtiene con el aceite de oliva virgen extra, pero se puede sustituir por mantequilla a temperatura ambiente, por ejemplo.
  • Levadura: un factor importante que delimitará el fracaso o el éxito de la misión. No te confundas con el tipo de levadura y usa únicamente la de panadería, tanto seca como fresca, nunca de repostería. Aquí, las cantidades son importantísimas para que no se hunda durante el horneado o suba en exceso. Si elaboras la receta en invierno, hay que añadir más por la falta de calor, y siempre será mejor quedarse algo cortos, ya que solo necesitará un poco más de fermentación, que excederse y no salga bien el proceso.
  • Sal: si quieres un pan sabroso, añade sal, pero no te pases, o quedará muy salado y hará que la levadura pierda propiedades.
  • Ingredientes extra: puede ser que quieras o debas añadir otros ingredientes, como el huevo, por ejemplo. Que sea siempre a temperatura ambiente, así se integrará bien y aportará esponjosidad y un apetecible tono dorado.

El orden de los ingredientes también es básico. Recuerda, primero va el agua y los líquidos, como aceite, leche, miel… Según la receta, obviamente. Luego, añade sal, azúcar, harinas, semillas, etc.

 

El programa

El programa de tu panificadora también será básico para hacer un buen pan. Por lo general, muchas llevan función específica para el pan sin gluten, pero no todas son así. No obstante, como ya comentamos antes, lo mejor es que pruebes, experimentes y conozcas tu máquina panificadora a la perfección para llegar al resultado que de verdad deseas.

 

 

Consejos para saber cómo hacer pan sin gluten en panificadora

Consejos para hacer pan sin gluten en panificadora

Bueno, ya sabemos mucho sobre cómo hacer un buen pan sin gluten de panificadora en casa. Pero hay un pequeño problema, y es que este añadido, el citado gluten, es el que confiere la textura esponjosa y crujiente. Entonces, ¿no hay nada que hacer? Ni mucho menos, ¡sigue adelante y anota estos consejos!

Veamos cómo lograr un pan que no sea denso en exceso, y que resulte delicioso, digestivo y con fermentación natural.

 

Mezcla de harina y almidón

Este paso es primordial. Si añades un par de tipos de harina con almidón y aglutinante, se logra una textura más esponjosa.

Usa una harina base como la de arroz integral, avena o trigo sarraceno, y compleméntala con otra que dé textura compacta, como la de quinoa, garbanzo, coco, maíz o sorgo.

Luego, añade algún almidón, como el de tapioca o arrurruz, o bien la fécula de patata, para que la textura y unión quede compensada, y finaliza con algún aglutinante, como la goma guar.

 

La levadura

Es interesante también lograr la cantidad de levadura adecuada para que el pan quede perfecto. Por lo general, la cantidad ideal es de 1 a 2 cucharadas de postre o pequeñas por cada 300 gramos de mezcla de harinas. No obstante, puede variar dependiendo de los ingredientes seleccionados.

 

La gasificación

Además, en este caso, mejorando la gasificación se encuentra que el pan sin gluten puede quedar más bueno y con una pinta estupenda. No obstante, y nuevamente dependiendo de la receta elegida, hay muchas variantes:

  • Media cucharada pequeña de bicarbonato más dos de postre de vinagre de manzana por cada 300 gramos de harinas mezcladas puede ser una gran idea.
  • Una cucharada sopera que contenga masa madre deshidratada de quinoa mejora la textura.
  • La masa madre natural es una opción saludable, pero necesita tiempos de fermentación más elevados para que el pan sea más ácido y digestivo, así como duradero.
  • La masa madre de arroz integral o de trigo sarraceno son muy recomendables por su durabilidad y digestión.
  • Para una buena gasificación con masa madre natural, esta ha de ser el 50% del peso de las harinas mezcladas. Es decir, por 300 gramos, se añaden 150 gramos de masa madre natural.

 

Consejos para elegir el programa correcto en tu panificadora

Evidentemente, y como ya hemos comentado, el programa seleccionado es muy importante. Algunas panificadoras llevan programas especiales para pan sin gluten, pero no todas, por ello, es básico tener en cuenta que:

  • El pan sin gluten no requiere de programas largos, ya que no se amasan en demasía.
  • Es buena idea ayudar con una espátula de silicona durante el amasado en las esquinas para que el proceso sea completo.
  • El tiempo de fermentación largo mejora la textura final obtenida.
  • Puedes anular la fase de amasado tras el leudado de la panificadora, ya que el pan sin gluten no acepta bien esta fase, así que es bueno quitarla o reducirla en tiempo al máximo.
  • Un horneado prolongado es buena idea también, ya que es un pan húmedo y requiere cocciones largas.

 

 

La Receta de cómo hacer pan sin gluten en panificadora

Receta de pan sin gluten en panificadora

Como muestra, lo mejor es un botón, como dice el famoso dicho. Así que vamos a ver una receta para elaborar pan sin gluten en panificadora y te hagas una idea de cómo es este proceso.

Ingredientes para un pan sin gluten

  • 450 gramos de agua templada.
  • 25 gramos de margarina sin gluten.
  • 30 gramos de miel pura.
  • 10 gramos de aceite oliva virgen extra.
  • 15 gramos de levadura fresca.
  • Un huevo de tamaño medio batido.
  • 60 gramos de harina de arroz.
  • 450 gramos de harina para pan sin gluten.
  • Una cucharada pequeña de sal.
  • 60 gramos de Maizena.

 

Preparación del pan sin gluten en panificadora

  1. Mezcla las dos harinas y la Maizena y tamiza para que se oxigenen y se eviten grumos.
  2. Derrite la margarina en un cazo y añádele la miel, la sal y el aceite de oliva. Luego, mezcla en la cubeta de la panificadora.
  3. Calienta el agua hasta que quede templada.
  4. Diluye la levadura fresca en un vaso pequeño de agua templada. Luego, vierte el resto del agua a la cubeta.
  5. Bate el huevo y añade a la cubeta.
  6. Añade la mezcla de harinas a la cubeta con los demás ingredientes.
  7. Añade el vaso de agua tibia con la levadura disuelta.
  8. Coloca la cubeta en la panificadora, elige el programa adecuado y a esperar un delicioso resultado.

El pan sin gluten tardará unas horas en estar listo, pero se cocinará fresco y delicioso. Eso sí, recuerda que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente antes de comenzar la mezcla a no ser que se especifique lo contrario y ten siempre la cubeta fuera del aparato para panificar. Tampoco hay que olvidar el orden de mezclado, que es básico para que el proceso sea correcto.

 

Si prefieres tener un medio más visual, te dejamos un vídeo con una receta más o menos similar.

 


 

Y ahora, aprovecha toda esta valiosa información sobre cómo hacer pan sin gluten en panificadora y disfruta de una dieta mucho más elaborada, casera y sana.

 

 

Comparte este artículo para ayudar a tus amigos/as!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.